Uno de los instrumentos más importantes en los proyectos donde se involucran grandes cantidades de hormigón, es el esclerómetro. En realidad, es un aparato de medición analógico que sirve para medir la resistencia del hormigón, usando el principio de medición Schmidt, en el cual la energía cinética del esclerómetro golpea una parte de la construcción y el rebote permite determinar su resistencia. Según la dureza del hormigón, el cuerpo del instrumento rebota más, o menos. Este dispositivo está diseñado para medir el rebote y convertirlo en resistencia de compresión.

El hormigón ya construido e instalado, por evidentes razones es imposible de mover para realizarle pruebas en laboratorio, por lo que la medición del esclerómetro debe ser en el mismo sitio, utilizando una tabla de conversión para las clases de resistencia de compresión. Esta medición depende de algunos factores como: el porcentaje de agua utilizado, la densidad del hormigón fresco, la granulación, el contenido de aire del hormigón, resistencia a elementos externos, etc.

El esclerómetro digital es un instrumento cuyas mediciones pueden ser vertidas directamente en una computadora, lo cual es una gran ventaja al momento de realizar cálculos y ajustes sobre los procesos en donde está involucrado el hormigón.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: geotec_lab@hotmail.com